75 por ciento de las veces finjo y me gusta mucho

75 por ciento de las veces finjo y me gusta mucho. Aquí estoy después de un largo puente donde descansé mucho (no tuve trabajo ni el domingo ni el lunes). Veo en los comentarios muchas inquietudes que trataré de responder en cada entrega pues son muchas y cada una da para un tema.

Rápidamente les cuento que mis tarifas varían mucho, a través de la página (donde no se me ve la cara tampoco) mi tarifa es de 300 mil pesos la hora. Pero les digo que eso varía pues con los extranjeros es más caro (les cobro en dólares) y hay clientes que me pagan mensualmente, como un sueldo.

Sí, así como lo oyen.

Hay un par de clientes que me citan siempre el mismo día a la misma hora y en el mismo lugar y ellos prefieren pagarme un cheque mensual por adelantado. Me pagan 8 citas por adelantado. Para mí está muy bien pues si por alguna razón no pueden verme, igual ya me pagaron. Ellos dicen que prefieren darme un cheque mensual a que cada vez que me ven estar sacando plata y plata.

Yo les hablo crudamente: así como la gente hace sus cuentas de mercado, gastos, luz, teléfono, etc, hay unos que incluyen en sus gastos a las damas de compañia. Es así, hay adictos a nosotras.

Un cliente que era muy millonario me contó que casi se quiebra pues todos los días, estando en su oficina, comenzaba a pensar en acompañantes y acompañantes y salía todas las noches con una diferente. Era millonario pero esa gastadera en damas de compañia lo llevó a un psicólogo y a un tratamiento que lo fue sacando de esa adicción. Todavía no se ha salido del todo (por eso me llama) pero admite que ya solo lo hace dos veces al mes o incluso una.  

!Pero ya no todos los días! ¿De qué le servía ganarse como 25 millones mensuales si se le iban con acompañantes?

Porque adictos los hay, es como el que toma trago o fuma, las damas de compañia es una adicción y yo he aprendido a saber quién busca una relación esporádica y quién está apenas satisfaciendo la relación del día.

En esa medida les quiero responder una de las inquietudes que más he visto en los comentarios: qué es ser bueno en el placer y si siempre llego al placer. Respondo primero la segunda inquietud.

Si llevara una estadística diría que el 75 por ciento de las veces finjo placer o ni siquiera tengo necesidad de hacerlo pues ustedes ni se preocupan porque yo me llene de placer. La mayoría estalla y listo, y los entiendo, me pagan para hacerlos estallar no para llenarme de placer a mi. No estoy reprochando nada ni quejándome, solo digo la verdad. Hay veces en que los tipos están tan pasados de tragos que ni se les coloca duro o también les cuesta explotar y, sí, en esa medida me hago la que le gusta y les subo el ego diciéndoles que son unos machotes, etc, etc.

Pero también debo decirles que en el 25 por ciento restante de placer sí consigo sentir sugestión. Y me gusta, y lo disfruto, y de esos placeres es de los que he tratado de hablar aquí porque si no sería un blog muy aburrido, ¿no les parece?

Me gusta sentir mucho, con fuerza y tengo la capacidad de explotar muchas veces.

Me gusta hacerme arriba y si veo que el tipo a lo mejor no la logra solo, comienzo a tocarme a la vez por encima muy rápido con tres dedos. Hay tipos que les excita que mientras están adentro yo también me voy llenando de placer a la vez. Eso lo hago mucho, tocarme me da casi la certeza de que me voy a venir por montones.

Hay otros clientes que me hacen venir mucho porque son buenos en la cama, porque quieren buen s3x0 y me hacen sentir como la amante que soy.

Y aquí viene la respuesta a la primera pregunta: para ser bueno deben pensar en la mujer. La mayoría me pide que me desvista, a los 3 minutos ya están adentro y a los 5 ya se vinieron. Para ellos, perfecto. Para mí, no. Y aquí hablo, creo, por muchas mujeres y no necesariamente acompañantes como yo.

Ser bueno es muy fácil, todo comienza con caricias suaves, tal vez con caricias por encima de mi ropa interior, con uno que otro beso en mi abdomen, luego en mi busto (las tetas hay que saberlas chupar, eso no es así como así), que me cojan atrás duro, a veces me gusta que me hablen sugestivamente que me digan que les muestre todo lo que tengo, que me ponga a gatas, que me toquen mientras ellos se tocan.

Todo eso va calentando el ambiente y cuando llega el momento de que estén adentro, yo estoy enchufada y ellos también.

Y antes de que me pregunten por el tamaño sí creo en esa frase de siempre: “no importa si es grande o chiquito, lo que importa es lo que dure durito”.  Es así. He visto muy enormes pero eyaculadores precoces ¿y entonces? El que es bueno está en la forma de tocar, de que me acaricien, de que me hablen, de que me hagan sentir mujer-mujer en la cama.

Que se concentren en mi busto y me les den besos bien durante un par de minutos, es lo máximo para mí. Y no todos lo hacen, por torpes, por inexpertos, por borrachos o por lo que sea. En eso, una mujer sabe muy bien lo que siente otra y por eso cuando las mujeres (no han sido muchas) me dan besos, generalmente lo hacen mejor que los hombres. Ustedes me piden consejos, y yo hablo con sinceridad.

Un beso para todos.

Pulsa LIKE para motivarte a diario.

Andrea

Los mejores relatos eróticos para mujeres y hombres, las historias y fantasías eróticas que tienes o te gustaría tener.

2 thoughts on “75 por ciento de las veces finjo y me gusta mucho

  • 1 Junio, 2018 at 8:25 pm
    Permalink

    Hola Andrea, conocí este blog ayer y en 1 hora leí todos y cada uno de tus post, me encantan las experiencias
    que cuentas, a pesar de tu labor tienes una vida interesante. No se si de pronto halla manera de hablar contigo
    directamente, me encantarían consejos como los que acabas de dar aquí, sobre ser buen amante, me gustaría
    que me ensenaras como hacer realmente una buena chupada de tetas o un buen sexo oral.
    Saludos desde medellin

    Reply
  • 2 Junio, 2018 at 9:21 pm
    Permalink

    woww, increíble , comencé leyendo el primero blog y termine leyendo todo, me enganche rápido con la
    historia, veo que a pesar de tener el trabajo mas antiguo del mundo, sabes separar muy bien tu forma de
    pensar con tu trabajo. eso es admirable,
    , soy de lima, Perú y la verdad que acá las mujeres son muy tímidas con respecto a su sexualidad.
    personalmente, me gusta que la mujer tenga también iniciativa en la parte sexual, y mis experiencias han
    sido con puras vírgenes, a muchos esos les excita, pero me gustaría estar en intimidad con alguna mujer
    con experiencia, aún no se como se siente eso

    saludos desde Perú

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.