Consejos para mejorar la seguridad en el trabajo

Consejos para mejorar la seguridad en el trabajo. No sé si les están aburriendo mis historias, yo hago lo que puedo en este oficio de escribir que no es el mío, aunque debo admitir también que no es fácil abrirse a un público lector que te dice de todo: desde enferma hasta que soy un hombre. Igual sé que detrás del anonimato de sus correos me pueden decir lo que quieran y yo no puedo hacer nada, pero me gustaría que no me trataran mal.

Finalmente al que no le gusta lo que escribo, pues no tiene que leerme. Yo hago lo que puedo y he tratado de responder las dudas que me han sugerido en sus comentarios. No tienen que hacerme sentir mal. “La procesión va por dentro”, como dicen por ahí y solo yo sé lo que realmente es trabajar en esto. En fin, como ven amanecí un poco cansada, no fue un fin de semana fácil y ya les he dicho que a veces uno se siente triste y aburrida (como les pasará a todos y a todas).

En medio de los comentarios -veo que también hay muchas mujeres y eso me gusta- veo que quieren saber si hay alguien que no le guste lo que hago.

Es sobre esto que quiero hablar hoy. Sin duda, mi trabajo implica estos riesgos y claro que he tenido situaciones difíciles pero mi jefe, el dueño de la página, tiene como compromiso conmigo y las otras niñas, velar por nuestra seguridad.

El sabe quién está de servicio y dónde y por cuánto tiempo. El sabe a qué apartamento u hotel debo llegar y por eso, casi siempre, hay una red de taxistas ya conocidos que nos llevan y nos traen. Si el servicio es por una hora en X sitio, uno de esos taxistas me deja ahí o aveces me espera o si no regresa a la hora. Mi jefe siempre sabe por cuánto es el servicio y dónde estoy. Cuando algunas hemos tratado de “saltárnoslo” y quedamos con clientes por nuestra cuenta, ahí la seguridad depende de nosotras y es un total error.

Yo lo he hecho con clientes que ya conozco y que afortunadamente se portan bien conmigo (ya les hablé de uno que me da un cheque mensual), pero la ventaja de la página es que mi jefe centraliza todo y yo siempre dejo mi celular a la mano para llamar en cualquier caso.

A mí me han pasado fiascos y más de un susto. Una vez llegué a una casa y apenas me abrió la puerta el cliente, me tomo del brazo, quería tratarme mal y no me gusto; son fantasías en ser rudos, me lo confeso, que no me haría daño, que era como un juego, que le creyera.

Eso hice y el tipo seguía sujetándome y, en efecto, el hombre quería “soñar” que me poseia pues me decía palabras y todo pero ya más relajado y se fue relajando hasta que entro y ya, aunque yo seguía paralizada sin saber qué hacer. Era como su fantasía.

Otro día, un tipo que me recibió sustancias psicoactivas, me hablar muy loco. Yo le dije que me iba y justo cuando abrí la puerta de la casa, el hombre trató de tomarme del brazo pero para fortuna mía estaba el taxista y de una salió a intervenir, cosa que no fue fácil pues el hombre estaba alocado y el taxista no tuvo más remedio que decirle que se alejara.

Seré muy rara pero a un mujer no se le toma del brazo… Mi jefe, además, es amigo de muchos policías (porque clientes policías es lo que hay y dueños de bares también), y más de una vez los ha tenido que llamar. A una de las niñas que trabaja en la página le pasó que la llamaron a una despedida de soltero, ella fue y como que eran 5 ó 6 tipos y nos les bastó con el show del baile sino que empezaron a enloquecerse.

Ella se metió al baño, hizo la llamada de rigor, y a los 10 minutos estaban ayudandola.

La ventaja de mi jefe es que ya va conociendo a los clientes y ellos a él y se vuelve como un círculo donde entran en confianza. Mi jefe ya sabe dónde viven ciertos clientes o en qué trabajan y si se meten con su negocio, él no se va a quedar quieto. En esa medida uno se siente respaldada.

Para las mujeres que quieren saber cómo mejorar en la cama, espero darles tips en mi siguiente texto.

Gracias.

Pulsa LIKE para motivarte a diario.

Andrea

Los mejores relatos eróticos para mujeres y hombres, las historias y fantasías eróticas que tienes o te gustaría tener.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.