Lo que buscan los hombres de las mujeres

Lo que buscan los hombres de las mujeres
Lo que buscan los hombres de las mujeres

Lo que buscan los hombres de las mujeres. Bueno, aquí estoy de nuevo. Les cuento que leo todos sus comentarios y muchos de ellos me sirven de inspiración para escribir mis próximos blogs.

Veo que hasta Álvaro Uribe y Hugo Chávez escriben, me han hecho reír mucho con eso, !qué ingeniosos mis lectores! Pero hablando en serio, cuando me siento en el pequeño estudio de mi apartamento (vivo sola en un apartamento de una habitación, sala-comedor, un pequeño estudio, dos baños) y me meto a internet y ahora con más razón a la página de SoHo, me encanta ver lo que dicen de mis escritos.

Me siento importante, me gusta saber que mucha gente está pendiente de mí….

y no me siento tan sola como me pasa a veces. Yo sé que me seguirán escribiendo y diciendo cosas pero trataré de no pararles bolas.

Me preguntan por tips para ser mejores en el recinto donde se duerme, tengo muchos pero les propongo que me dejen pensarlo bien pues todo es relativo.

A las mujeres que me escriben, créanme que también les voy a dar buenos consejos, tal vez en el siguiente. El motivo de este blog es tratar de responder por qué creo yo que a los hombres les gustan las mujeres de vida fácil y aquí les hago una lista de posibles razones:

  1. Son incapaces de levantarse una vieja. Ya me dirán de todo y estoy lista para lo que me escriban, pero así es. NO TODOS LO HACEN POR ESTO PERO SÍ ALGUNOS. Lo pongo así para que no haya confusión.

Me ha tocado ver hombres que me pagan porque se mueren de la timidez con otras mujeres…

o porque se sienten incapaces de hablarles o porque se sienten rechazados. Alguna vez tuve un cliente que tenía la cara totalmente brotada, llena de granos, y él mismo, llorando, me confesó que ninguna mujer lo miraba a la cara y que su problema con la piel lo tenía jodido.

Por eso se refugiaba con nosotras. Otro, con tranquilidad, me decía que sufría de polvo de gallo, es decir explotaba en 2 segundos y que me buscaba para tratar de corregir ese defecto, que por eso me pagaba, para que le ayudara. En fin…

  1. El síndrome. Ya todas sabemos que esta industria de marketing con mujeres y su busto está hecho para los hombres y ellos me buscan para hacer esas fantasías.

En parte es cierto pues no con todos los hombres me siento cómoda y no a todos les voy hacer masajes ella abajo ni a dejarme que estén por atras.

Ellos quieren siempre eso, por eso nos dicen palabras sugestivas, nos apretándomelos donde nos gustan, nos ponen en a gatas y se sienten actores porno. ¿Por qué no lo hacen con sus novias o esposas? Aquí va el punto 3.

  1. Por ser hombres que se creen mejor que la mujer. Más de uno me dice que su esposa solo puede hacerlo en misionero, es decir, ella boca arriba y él encima. Un cliente me contó una vez que su pareja quiso hacerle masajes con la boca y que él no la dejó, que eso era solo para las mujeres de la vida fácil.

Otro le terminó a su novia porque ella le dijo que le gustaba  ponerse a gatas. Otro, y no les estoy diciendo mentiras, la sujeto nada comun a su esposa porque él le preguntó por sus fantasías y cuando ella le dijo que con tres personas, casi se enloquece porque no le gustaba.

Así es, ustedes son machistas. Quieren estar con mujeres y hacer de todo pero si sus esposas les piden que hagan lo mismo, no les gusta. Es una doble moral. Si sus esposas quieren darle besos abajo, que así sea.

“Plata en mano, ahí estamos”

  1. Por adicción. El dinero les da seguridad y cuando apenas les da ganas y saben que la billetera los respalda pues por qué no encontrarnos? Los entiendo en parte. Solo es ir al cajero, no tienen que dar lora, ni conquistar a nadie, ni rogarle a nadie.

Plata en mano, ahí estamos. Ese es el negocio. Y la adicción se les va volviendo una bola de nieve pues un día quieren estar con una mujer morena, al otro día una de busto gigante, al otro día con tres personas, al otro día una mona o una pelirroja. O, como me ha pasado a mí con varios, que quieren repetir conmigo varias veces. Suena pedante, pero es así, yo solo digo lo que vivo. Muchos se vuelven adictos a mi busto y me lo dicen.

  1. Por soledad. Si algo he visto en mi trabajo es hombres despechados, solos, tristes. Y eso no está mal. Hombres que, como les he contado, ni siquiera quieren estar conmigo, solo hablar, contar sus penas, sus preocupaciones. A veces solo quieren un abrazo fuerte y ya. Y eso está bien porque todos, en el fondo, siempre lo necesitamos.

En el próximo van tips…

Un beso para todos.

Sobre Andrea la Prepago 59 Artículos
Los mejores relatos eróticos para mujeres y hombres, las historias y fantasías eróticas que tienes o te gustaría tener.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.